Refractómetro de proceso PR-23-SD K-PATENTS® SAFE-DRIVE de Vaisala

El refractómetro de proceso PR-23-SD K-PATENTS SAFE-DRIVE de Vaisala es un refractómetro digital de alta resistencia para medir el % de sólidos secos de licor negro en peso y la densidad de licor verde o TTA en el proceso de recuperación química Kraft.

El sistema completo del refractómetro de proceso PR-23-SD K-PATENTS SAFE-DRIVE de Vaisala consta de:

  • Sensor de refractómetro de proceso SAFE-DRIVE retráctil
  • Válvula de aislamiento SAFE-DRIVE
  • Dispositivo de retracción SAFE-DRIVE
  • Sistema de lavado con vapor
  • Transmisor indicador

El diseño SAFE-DRIVE permite la inserción y la retracción segura y fácil del sensor en condiciones de plena presión de funcionamiento sin tener que detener el proceso.
El rango de medición cubre el 0-100 % en peso. La precisión suele ser de ± 0,1 % en peso y la medición se compensa de manera automática con la temperatura. Se pueden configurar alarmas de baja y alta concentración. Gracias a la tecnología de detección digital, incluso grandes cantidades de sólidos en suspensión, burbujas o cambios de color no afectan la medición ni la precisión.

Cada sensor se proporciona con un certificado de calibración que compara un conjunto de líquidos estándar con la salida real del sensor. La calibración y la precisión se pueden verificar in situ con los líquidos de índice de refracción certificados. 

Manuales, instrucciones de seguridad y videos de seguridad del refractómetro PR-23-SD SAFE-DRIVE

 

Características
El sistema de aislamiento y el dispositivo de retracción SAFE-DRIVE permiten la inserción y la extracción segura y fácil del sensor del refractómetro en condiciones de presión total del proceso. Diseño de fácil colocación y autorretención. Triple sellado mediante dos sellos de reborde y una junta tórica.
Se evita la apertura o el cierre accidental de la válvula de bola de aislamiento.
La boquilla de lavado de prisma retráctil se puede quitar de forma segura para tareas de revisión.
El retractor SAFE-DRIVE protege al usuario de derrames accidentales durante la retracción y la inserción.
El sensor SAFE-DRIVE es muy fácil de instalar en cualquier tamaño de tubería (2 pulgadas…24 pulgadas) mediante soldadura o mediante un carrete (2 pulgadas…20 pulgadas de diámetro). Puede montarse en tuberías horizontales o verticales. La presión estática máxima es de 40 bar, la presión de funcionamiento máxima es de 10 bar. El proceso de conexión del carrete es con brida DIN PN25 / brida ANSI de 68 kg.
El índice de refracción (nD) 1,3200 - 1,5300 corresponde a la gama completa de sólidos secos para la mayoría de aplicaciones, o 1,3600 - 1,5700 para el licor negro de madera dura de acacia y eucalipto con más del 80 % de sólidos secos.
La calibración de fábrica garantiza el mismo rendimiento de medición nD para todos los sensores, lo que los hace intercambiables sin calibración óptica adicional.
Rango de temperatura de proceso: -20 °C – 170 °C
Conectividad dual: un transmisor puede operar dos sensores de forma independiente. Se puede integrar fácilmente un segundo sensor más adelante.
Sistema completamente digital: las partículas y las burbujas no afectan el funcionamiento ni la precisión.
Módulo de óptica CORE: sin desviación, sin recalibración, sin ajustes mecánicos.
La conexión Ethernet y el panel remoto a través de Internet permiten el registro de datos y el funcionamiento remoto, por ejemplo, revisar los datos del instrumento y los diagnósticos.
+ Mostrar más

Beneficios clave

Sistema completamente digital y robusto
El refractómetro de proceso PR-23-SD K-PATENTS SAFE-DRIVE de Vaisala combina la tecnología avanzada de cámara CCD con una resistente sonda de sensor SS de acero dúplex SAF2205. La sonda está diseñada para condiciones de proceso exigentes, altas temperaturas, presión y vibración.

El refractómetro de proceso PR-23-SD SAFE-DRIVE viene calibrado de fábrica para medir el índice de refracción nD y la temperatura T en unidades estándar. Cada sensor tiene una calibración de rango completo idéntica nD = 1,32…1,53 (correspondiente a 0-100 %). Debido a que los sensores PR-23-SD tienen una calibración idéntica y cada sensor proporciona el índice de refracción nD y la temperatura como salida, todos los sensores se pueden intercambiar libremente sin ningún inconveniente de calibración óptica ni cambios de parámetros.

Es fácil de instalar y utilizar
El sensor PR-23-SD del refractómetro de proceso SAFE-DRIVE es muy fácil de instalar dado que se lo puede soldar a cualquier tubería vertical u horizontal con un diámetro de 2 pulgadas o más. Se minimiza la necesidad de carretes o secciones de tubería separadas. Una plantilla de soldadura guía la soldadura correcta.

El SAFE-DRIVE es un diseño de seguridad que consta de una válvula de aislamiento del sensor y un dispositivo de retracción que permiten la inserción y la retracción segura y fácil del sensor del refractómetro en condiciones de plena presión de funcionamiento sin tener que detener el proceso.

El refractómetro no tiene lámparas ni piezas móviles que requieran mantenimiento ni recalibración periódica. Los usuarios pueden simplemente "instalar y olvidarse", además de obtener un bajo costo total de propiedad.

Precisión y fiabilidad
La medición del refractómetro de proceso PR-23-SD SAFE-DRIVE se basa en una tecnología única que utiliza óptica de estado sólido y una cámara CCD para proporcionar una medición digital del índice de refracción. La precisión de la medición es de ± 0,0002 RI (que corresponde a ± 0,1 % en peso).

Gracias a la tecnología de detección digital, incluso grandes cantidades de sólidos en suspensión, burbujas o cambios de color no afectan la medición ni la precisión.