Servicios meteorológicos en eventos deportivos

El éxito de todo evento en exteriores, como los torneos desde las ligas más grandes hasta las más pequeñas, depende del clima.

Snow Cat

A veces el éxito de los eventos no requiere más que traer un paraguas y un abrigo extra. Pero se necesita la información. Lluvia, viento, tormenta eléctrica, nieve, hielo, niebla, temperaturas extremas. Riesgo de accidentes y lesiones, seguridad general, viaje, logística, cronogramas, comodidad y entretenimiento. Peligro en cuanto a ingresos, reputación, prestigio del evento, patrocinios y acuerdos de publicidad. Y para muchos, el futuro.

Temperatura extrema

El calor extremo puede ocasionar serios problemas para determinados eventos deportivos. El estrés térmico generado por las altas temperaturas puede ser peligroso para los atletas, por lo que debe evitarse. La información preliminar sobre las condiciones de calor es esencial para los competidores y los equipos al prepararse para eventos de esfuerzo prolongado.

Vientos fuertes

Los vientos fuertes son especialmente problemáticos en las competencias náuticas. En el peor de los casos, los eventos se deben postergar para poder garantizar la seguridad de los competidores. Las mediciones del viento en tiempo real en la competencia náutica son absolutamente obligatorias para garantizar que la competencia se pueda llevar a cabo con éxito y seguridad.

Lluvia intensa

La lluvia intensa representa un problema no solo para los atletas, sino también para los espectadores. Los atletas deben estar advertidos del pronóstico de lluvias para que puedan elegir el equipamiento óptimo para el evento. De igual manera, los espectadores necesitan la información sobre posibles lluvias para que puedan prepararse.

Tormentas eléctricas

Las tormentas eléctricas representan un riesgo importante no solo para los eventos, sino también para los medios de logística y transporte local. Los rayos y los vientos fuertes asociados son extremadamente peligrosos y se deben pronosticar con exactitud de antemano. Esto es especialmente importante para las operaciones que requieren de aeronaves y durante las competencias a campo abierto. También pueden producirse fallas en el equipamiento o interrupciones en la transmisión.

Historias relacionadas