blog

Errores comunes al instalar sensores de exteriores de HVAC

Errores comunes al instalar sensores de exteriores de HVAC
Senior Product Manager
Lars Stormbom
Senior Product Manager
Published: Jan 13, 2020
Buildings and Indoor Air Quality
Mediciones industriales

Este es el tercer artículo del blog, de una serie de tres artículos que analizan los errores más comunes al instalar sensores de HVAC, y se centra en los errores de medición físicos causados por una instalación incorrecta. Esta publicación tiene como objetivo los sensores de humedad exterior y de CO2. Los sensores exteriores se ven afectados por el clima y la radiación solar y se instalan en menor número, lo que significa que muchos errores en su instalación podrían estar relacionados con un menor nivel de familiaridad.


Radiación solar

Es importante tener un sensor con una protección contra la radiación adecuada - si utiliza una protección de baja calidad contra la radiación solar, los sensores se calentarán demasiado y causarán mediciones inexactas. También es importante comprobar que las superficies debajo de las placas en la protección contra radiación sean negras. Vea la Figura 1 a continuación.

Black undersides in a radiation shield.
Figure 1: Black undersides in a radiation shield.

 

Si la cara interior de estas placas es blanca, la protección contra radiación no funcionará correctamente y esto aumentará el efecto de calentamiento por radiación solar. Como también es posible que las protecciones contra radiación se ensucien, especialmente en entornos urbanos, y esto puede aumentar el calentamiento, es una buena idea limpiar de vez en cuando la protección contra radiación y el sensor para que las mediciones sean precisas.


Ubicación

Para reducir los efectos de calentamiento, los sensores exteriores de medición de HVAC deben montarse en un lugar donde el flujo de aire y el viento no se vean obstaculizados, lo ideal sería colocarlos en un poste que esté completamente alejado de cualquier edificio, o bien, en el techo. Para los sensores que se monten en paredes, es mejor una pared que esté orientada hacia el norte. De cualquier modo, las paredes se calientan con la radiación solar y esto calienta el aire circundante que luego fluye hacia el sensor y provoca que la medición sea inexacta. Evite las superficies oscuras y no monte los sensores debajo de los aleros, aunque a veces esto es recomendado por los fabricantes que no han usado las protecciones contra radiación adecuadas en sus productos. Hacen esto para reducir los efectos de la radiación solar, asegurándose de que sus sensores no estén expuestos a la luz solar directa. Lo que sucede es que la luz del sol calienta la pared y el aire caliente se acumula debajo de los aleros, causando resultados de medición inexactos y poco confiables.


Conductos de aire de escape

Un error de instalación frecuente es montar un sensor de exteriores demasiado cerca de un conducto de aire de escape. De este modo, el aire de escape entra en el sensor exterior, que medirá el aire de escape en lugar de medir las condiciones ambientales. 

Si desea medir el dióxido de carbono en el aire libre para equilibrar los flujos de aire, debe evitar montar el sensor en un espacio muerto: es fundamental que haya un buen flujo de aire. Este es un error frecuente en estacionamientos. Los automóviles son una fuente importante de dióxido de carbono, y si hay espacios muertos puede haber también concentraciones elevadas de CO2 que no son representativas del aire exterior. Si está midiendo el CO2 en exteriores, recomendamos que el lugar de montaje sea en un lugar abierto y cerca de la entrada de aire. 

El CO2 se mide con el fin de obtener los caudales de aire correctos en los locales. La diferencia entre las concentraciones de CO2 en el exterior y en el interior sirve como indicador aproximado de la ocupación, es decir, cuántas personas hay en el espacio que se está tratando de controlar. Por ejemplo, si tiene un sensor de CO2 en exteriores, el tráfico pesado aumentará el nivel de CO2 . Este nivel se compara con la lectura de un sensor de medición de CO2 en el interior que podría instalarse, por ejemplo, en el conducto de aire de retorno (Figura 2).

High CO2 conditions are being measured by an outdoor sensor, with lower levels being recorded by an indoor sensor installed in the return air duct.
Figure 2: High CO2 conditions are being measured by an outdoor sensor, with lower levels being recorded by an indoor sensor installed in the return air duct.

 

La diferencia real entre estos dos sensores, que normalmente se intenta controlar a unas 600 ppm, se utiliza para determinar la cantidad de aire fresco exterior que se necesita y la cantidad de aire que se puede reacondicionar en función de la humedad y la temperatura. En algunos casos, al evitar usar demasiado aire fresco, se puede ahorrar mucha energía, especialmente si se necesita deshumidificar el aire antes de poder usarlo. 

Es aconsejable elegir un sensor de CO2 de alta calidad diseñado para uso en exteriores y usar su señal para equilibrar las diferentes áreas dentro de su edificio, cada una de las cuales tiene un sensor de interiores propio. De esta manera, se asegura de que su sensor para exteriores reciba el mantenimiento adecuado, lo que significa que puede permitirse instalar uno de alta calidad que no presentará alteraciones con el paso del tiempo. Dado que en realidad lo que necesita medir en exteriores es un rango bastante pequeño, para hacerlo correctamente, su sensor también necesita compensar las variaciones de temperatura. También necesita tener mayor precisión y estabilidad que los sensores utilizados para las mediciones en interiores. Si el sensor de CO2 en exteriores presenta desviaciones, esto cambiará los flujos de aire hacia el edificio. 

actual

El clima no siempre es soleado; también hay que tener en cuenta la lluvia, la nieve y otros tipos de mal tiempo. Cuando llueve, por ejemplo, el agua entrará en el sensor, y eso puede causar desviaciones o una medición de humedad demasiado alta. Un buen flujo de aire hará que el agua se evapore y asegurará mediciones fiables. Pero si necesita tener lecturas 100% precisas en aplicaciones de gran importancia, también puede pensar en una configuración con calefacción de sonda. Esto mantendrá el sensor seco en todo momento, pero necesitará también una medición adicional de la temperatura ya que el sensor calentado no medirá correctamente la temperatura ambiente, sino solo la humedad. Además de la lluvia, también puede haber vientos fuertes, por lo que el sensor debe ser capaz de resistir el hielo y las altas velocidades del viento. La figura 3 muestra un sensor de exteriores con una fuerte acumulación de hielo después de una prueba de lluvia helada - Afortunadamente, puedo afirmar que los sensores de Vaisala soportan perfectamente este tipo de situaciones.

An outdoor sensor completely covered in ice after a freezing rain test
Figure 3:  An outdoor sensor completely covered in ice after a freezing rain test.


La elección de un sensor de buena calidad específicamente diseñado para funcionar en exteriores ayudará a aliviar los efectos del mal tiempo.
 

Add new comment